ARREBATOS ALÍRICOS

Me fui sobreviviendo como pude

(José Luis Piquero)


domingo, 10 de agosto de 2014

Casualidades

La vida es cuestión de casualidades (al menos, para los idiotas que no sabemos hacer planes): como no contaba con la más mínima opción de sacar plaza en las oposiciones de este año, al tener que elegir futuribles centros en la solicitud previa opté por marcar apenas tres o cuatro, elegidos al azar y (friqui que es uno, qué le vamos a hacer) basándome exclusivamente en su nombre, es decir, que recuerde, Chaves Nogales, Antonio Machado y Miguel Hernández.

Sin embargo, finalmente, saqué plaza y mi primer destino como funcionario (en prácticas) será el centro que debe su nombre al periodista sevillano (Chaves Nogales), símbolo de profesional honrado que cayó en el ostracismo más absoluto por no aliarse con "hunos" ni "hotros" durante la Guerra Civil, situado en un barrio al que Pablo García Casado dedicó un poema (Sevilla Este), a 16 minutos en coche de la calle Sierpes, 22 del campo del Betis y a 13 de un sitio llamado Valdezorras. No parece mal sitio para empezar.